Bípedos y Migrantes en Madrid

Bípedos y Migrantes en Madrid

Migrantes es el nombre de la obra más reciente de Francisco Pereira, una serie de piezas de bronce en las que el artista reflexiona sobre el desafortunado éxodo que en los últimos años han padecido miles de venezolanos que huyen de la dictadura.

Francisco Pereira, escultor y arquitecto nacido en Caracas (1959) ha desarrollado el tema de la evolución de la psique, a partir de una serie de figuras únicas y muy particulares, a las cuales llamó Bípedos. Personajes que se mueven como figuras psicológicas que se encuentran en constante proceso de transformación, de lo animal a lo humano, de cuadrúpedos a bípedos.

El pasado lunes 5 de marzo, a las 7:00 pm, en los espacios del centro cultural La Candelita en Madrid se realizó la tertulia Bípedos y Migrantes: manifestación artística del inconsciente, un recorrido por la obra plástica del maestro Pereira.

El difícil fenómeno de la migración fue uno de los temas principales de este encuentro con el artista, que estuvo moderado por Linda D’ Ambrosio.

En su trabajo, Pereira transforma en esculturas su universo fantástico. Un sorprendente bestiario que indaga en el imaginario onírico y que se adentra en el estilo surrealista.

Para el curador de arte Gerardo Zavarce, cada pieza que compone la serie Bípedos implica una travesía por las tensiones propias del mundo interior, un recorrido perpetuo por la propia psiquis humana.

“Cada uno de los bípedos creados por Pereira construye y alberga una potencia expresiva particular y se convierte en hilo conductor de la trama que impone todo viaje. Ellos son hitos, demarcaciones psíquicas: la bifanta y el bifante, la bicerda y el bidog, la birafa y el bitoro, el biceronte y la bicabra, el bicordero y el biballo, el bipótamo y el biciervo, el bimello y el bipardo”, explica el curador en el catálogo de la exposición individual Bípedos que se realizó en 2013 en la Galería D’ Museo en Caracas.

La tertulia estuvo acompañada de una pequeña muestra de los Bípedos y los Migrantes, piezas en las que se expresa la creación de un código mítico, fantástico, sobrenatural, surreal. “En ellas se impone sublimada la presencia de la fuerza expresiva de lo humano, que se muestra como modelo escultórico de su aspiración por recuperar una trascendencia perdida y caprichosamente negada por la voluntad de las fuerzas que rigen el destino de los hombres y las mujeres”, asegura Zavarce.

 

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.